La impresora cerámica Mirtels BCC M103  es uno de los modelos más nuevos de esta serie de instalación para fabricación de fotocerámica, producidos por nuestra compañía. Mirtels BCC M103 posee grandes ventajas, lo que pone este modelo a la categoría de los líderes indiscutibles entre las impresoras cerámicas independientemente del fabricante. Este dispositivo se difiere por una calidad aún más alta de impresión de los retratos sobre la cerámica y esmalte. También presenta una velocidad de producción aún más grande todavía (13x18 cm, régimen de foto 37 segundos).  

Además de esto, la nueva impresora Mirtels BCC M103 provee las oportunidades más flexibles para el trabajo con las piezas para la fotocerámica que tienen tamaños fuera del estándar. A diferencia de los modelos anteriores, el dispositivo de posicionamiento automático de los óvalos y placas para los monumentos no solamente tiene ajustes estándar (óvalos – 13x18cm, 9x12cm, 18x24cm, placas rectangulares 13x18cm, 15x20cm, 17x23cm, 18x24cm, 20x30cm), pero también puede ser reajustado adicionalmente para cualquier tamaño de pieza que necesite el usuario.

Otro argumento importante para el conjunto de ventajas de este modelo; es que el coste de producción de imagen, es absolutamente mínimo. No solamente a comparación con otros tipos de instalaciones de nuestra compañía, sino también con cualquier otro modelo de semejantes impresoras de parte de otros productores.

 

Tecnología de fabricación de fotocerámica en la impresora cerámica de inyección de tinta Mirtels M103

La tecnología de fabricación de fotocerámica en la impresora cerámica de inyección de tinta Mirtels M103 incluyen las siguientes acciones:

1.) Fijación de la pieza en la impresora mediante el sistema de posicionamiento automático.

2.) División de la imagen en 4 componentes del color de gama CMYK en el programa Adobe Photoshop.

3.) Impresión por turnos da cada capa de color, empezando por el negro. La impresora cerámica de inyección de tinta aplica sobre las áreas necesarias una capa pegajosa de pintura adhesiva (invisible para el ojo). Luego para otorgar a estos fragmentos el color negro, la pieza se salpica con un polvo de pintura negro, cuyos restos se eliminan con un cepillo. Si es necesario realizar una cerámica monocroma, luego de esto se puede realizar la sinterización de la pieza. Si es necesario obtener una imagen con la totalidad de colores, todo el proceso anterior  se reitera tres veces más (una por cada color)

4.) Luego de aplicar la totalidad de colores sobre la pieza cerámica, se introduce al horno de mufla llevado hasta una temperatura de 800°C por un periodo de 2-3 minutos. Bajo la influencia de alta temperatura, el pigmento de pintura entra profundamente a la superficie del esmalte formando una imagen estable que es capaz de conservar su claridad y precisión primarias a lo largo de 3-5 décadas.

El video ubicado más abajo; le permitirá a obtener un cuadro claro acerca del proceso de fabricación de fotocerámica, para todos los interesados de obtener la experiencia en este tipo de negocio.


Ud. puede realizar consulta:

Click on the image to change it